You are from: United States, Go to our American website. Close
       Llámanos: 912901428 | info@projects-abroad.es


Buscar blog por categoría

  Comentarios

El viaje de un bebé tortuga valiente al mar

10 de Noviembre de 2014Viaje, Latinoamérica, Conservación


Una cría de tortuga se escabulle a través de una playa en México hasta el mar

Una cría de tortugas hacia el mar

Las tortugas marinas son uno de los más antiguos habitantes de la Tierra, con fósiles de tortugas marinas encontrados que datan de unos 150 millones de años. Esto quiere decir que sobrevivieron con éxito a los dinosaurios, que se extinguieron hace 65 millones de años. Actualmente seis de las siete existentes especies de tortugas marinas están en peligro, sobre todo debido a la destrucción humana.

Las siete especies de tortugas marinas incluyen la tortuga verde, laúd, caguama, carey, Kemps Ridley, Olive Ridley y tortugas de mar Flatback. De ellos, la especie Kemps Ridley generalmente se considera la más amenazada. En realidad es muy difícil evaluar el número de tortugas marinas que habitan en nuestras aguas actualmente, debido al hecho de que las tortugas machos y crías no suelen emerger del agua y las hembras sólo emergen para poner sus huevos.

Las poblaciones de tortugas marinas están en peligro por una serie de razones - a menudo son víctimas de las redes de pesca, y a veces son cazadas a propósito por su carne, su concha y aceites corporales. Los huevos de tortuga de mar también son considerados un manjar en algunas partes del mundo, lo que significa que las personas roban los huevos de las zonas de anidación para el consumo. Aparte de la caza furtiva de las tortugas y sus huevos, los seres humanos también son responsables de la pérdida de hábitat de las tortugas y nuestra contaminación ha tenido un impacto muy negativo en su entorno.

Se están haciendo esfuerzos para conservar las tortugas, incluyendo la protección de zonas de anidación aislándolas del público, y la recolección de huevos y la liberación de las crías directamente en el mar. Los voluntarios en nuestro proyecto de conservación de tortugas en México son responsables de la recolección de huevos de tortuga durante la noche y volver a enterrarlos en un área designada segura llamada el "corral". Una vez las tortugas rompen el cascarón, son recogidas y puestas en libertad con seguridad de vuelta al mar. A partir de ahí, su supervivencia se basa en sus propias aletas.

A continuación se muestra una el viaje de una cría de tortuga al mar:

Una tortuga madre cansada traza su camino a través de una playa blanqueada en México, en busca de un lugar para depositar su preciosa carga. Ella ya había estado en esta playa antes de anidar, y el instinto le dijo que regresara allí de nuevo. Se arrastra hacia delante unos metros y reconoce su sitio de anidación anterior antes de comenzar a excavar.

Una madre pone nidos de tortugas en el proyecto de Conservación de Tortugas en México de Projects Abroad

Una madre pone nidos de tortugas en el proyecto de Conservación de Tortugas en México de Projects Abroad

Arroja a un lado la arena blanda y luego comienza a crear un hoyo cavando con sus aletas y la rotación de su cuerpo. A continuación, comenienza a trabajar en una cavidad de huevo, usando sus aletas traseras como herramientas. Una vez completado, comienza el delicado negocio de poner sus huevos, depositando tandas de dos o tres con cuidado dentro de la cavidad. Pone 110 huevos en esa noche y luego usa sus aletas para cubrirlos con arena, realiza una cubierta dura sobre ellos para el ocultarlos de los depredadores potenciales. Una vez terminado, realiza su lento descenso hacia el mar para descansar.

Por cincuenta y nueve días sus pequeños huevos descansan tranquilamente en su nido, su desarrollo se acelera por el calor de la arena. La arena caliente también produce una mayor proporción de hembras; si hubiera sido más fresco, habría habido más crías macho.

Crías de tortugas en el Proyecto de Conservación de Tortugas en México

Crías de tortuga en su nido artificial

A unos cincuenta y nueve días, una pequeña tortuga empieza a usar su carúncula para salir lejos de la cáscara, el afilado diente diezma poco a poco la estructura oval delicada. Una vez libre de su huevo, estalla fuera de su nido con sus hermanas y hermanos, con su brújula interna para orientarse hacia el horizonte más brillante y apuntando a sí misma a la mar.

Crías de tortugas en el Proyecto de Conservación de Tortugas en México

Crías de tortugas al mar arrastrando los pies

Los cuervos, gaviotas y los gastos buscan una comida fácil, mientras que los cangrejos corren para codiciar un sabroso manjar de tortuga. Varios de los hermanos de nuestra pequeña tortuga se agotan de inmediato, pero algunas mantienen los ojos hacia delante y corren con su pequeño corazón, siguiendo su instinto de supervivencia.

Con el tiempo, se esconde debajo de la superficie del mar y comienza a remar. Atrapadas en una corriente, se desliza sin miedo hacia una nueva aventura. Sólo algunas regresarán en unos pocos años, para poner sus propios huevos. Cómo iba a saber a dónde ir sigue siendo uno de los grandes misterios sin resolver de nuestro tiempo, pero algunos sugieren que las tortugas navegan debido al ángulo y la intensidad de los campos magnéticos de la tierra.

Un voluntario libera tortugas en el mar durante su voluntariado en el proyecto de Conservación de Tortugas en México

Un voluntario libera tortugas en el mar durante su voluntariado

Comparte este artículo:

¡No te olvides de difundir la palabra y haznos saber lo que piensas en Facebook!