You are from: United States, Go to our American website. Close
       Llámanos: 912901428 | info@projects-abroad.es

Voluntarios acompañan a conservacionistas a lo largo de América Central en el censo anual de murciélagos

Al anochecer entre los días 11 y 12 de diciembre, voluntarios de conservación en Barra Honda se encuentran dentro de los bosques instalando redes de niebla para ser qué especies de murciélago pueden capturarse. A la misma hora a lo largo de América Central, por tercer año consecutivo, investigadores, biólogos, voluntarios y entusiastas de los murciélagos están haciendo lo mismo.

Vista complete del cuerpo y el ala del Centurio Senex, también conocido como el murciélago de cara arrugada, capturado en Barra Honda durante el Conteo de Navidad Mesoamericano

El Censo de Murciélagos Mesoamericanos, o Conteo de Navidad, se lleva a cabo anualmente durante las semanas previas a Navidad en cada país desde el sud de México hasta Panamá como parte de la Estrategia Centroamericana para la Conservación de Murciélagos. Para los investigadores, el objetivo del censo es unirse a través de las fronteras internacionales para entender mejor las distintas especies de murciélagos de cada región.

En Costa Rica, el censo tiene lugar en varios puntos a través del país e incluye una variedad de ecosistemas, tales como el bosque seco tropical, el bosque pluvial, y el bosque nuboso. El Programa para la Conservación de Murciélagos de Costa Rica (PCMCR) supervisó los censos realizados en diez parques nacionales y terrenos de reserva a lo largo de todo el país.

Debido al extenso sistema de cuevas y la variedad de fauna y flora encontradas dentro de sus lindes, el Parque Nacional de Barra Honda proporciona el hábitat ideal para un gran número de especies de murciélago, convirtiéndolo en un lugar importante para la investigación de murciélagos. Durante el Conteo de Navidad, voluntarios de conservación de Projects Abroad trabajaron conjuntamente con estudiantes e investigadores locales poniendo trampas en varios puntos alrededor del parque con distintas características geográficas.

Projects Abroad Conservation volunteer, Philip Bell-Doyon from Canada, analyses the wing of a bat caught in Barra Honda as part of the annual Meso-American Christmas Survey

Observando los dormideros, además del uso de redes de niebla y trampas de arpa para documentar una gran variedad de especies de murciélagos, los participantes finalmente capturaron 19 especies distintas y 260 ejemplares en cinco puntos diferentes a lo largo de dos noches.

Los voluntarios de Projects Abroad acompañaron a los investigadores durante la noche del viernes para censar el área conocida como La Palma, un lugar distinguido por su paso montañoso y el arroyo pasando a través de él. Las redes de niebla (finas redes negras de nailon que alcanzan el suelo y parecen redes altas de voleibol) se colocaron alrededor de la fuente de agua para capturar las especies de murciélago que volasen rasantes. Una trampa más fina, de dos o tres metros de alta con cuerdas de nailon, conocida como trampas de arpa, fue colocada sobre la cima de la montaña para capturar las especies que volasen más alto.

Al final de la noche, diez ejemplares de cuatro especies distintas se documentaron en La Palma, entre ellos el Centurio Senex, un ejemplar raro del área.

El conteo de Navidad de murciélagos llevado a cabo en Barra Honda es una de las múltiples investigaciones que procuran entender mejor la diversidad de especies de murciélagos y su rol dentro del ecosistema local. Dirigido por los investigadores de Projects Abroad, Eduardo Artavia Durán y Óscar Cubero Vázquez, con el apoyo de los voluntarios de conservación, la investigación se ha enfrentado a múltiples perspectivas desde el inicio en 2010. Los estudios van desde las investigaciones sobre la dieta de los murciélagos hasta el descubrimiento de Artavia sobre el murciélago de la fruta pigmeo descansa en las hojas del árbol de panamá, un fenómeno único tanto para la especie de árbol como para la especie de murciélago.

Centurio senex, also known as the wrinkle-faced bat, a rare capture in Barra Honda was trapped during the annual Meso-American Christmas Survey

Los estudios actuales se centran en las poblaciones de murciélagos que viven en el sistema de cuevas dentro del parque. Las investigaciones han derivado en múltiples publicaciones en revistas científicas de Costa Rica y Norteamérica, así como en presentaciones recientes en la conferencia internacional de investigación que se centra en el bosque seco tropical.

Como dice Artavia: “uno de los artículos recientes, titulado “Murciélagos de Parque Nacional de Barra Honda”, habla sobre las diferentes especies que hemos encontrado, dónde viven, dónde fueron capturadas, los índices, la información ecológica de Barra Honda, dónde se encuentran normalmente, así como otras observaciones generales”.

Cuando los voluntarios de Projects Abroad empezaron a ayudar a los expertos llevando a cabo el censo de murciélagos en 2010, solo se conocían cerca de 25 especies habitando en el área. Actualmente, los voluntarios han asistido a la identificación y documentación de casi 50 especies diferentes de murciélagos dentro del parque, incluyendo una mezcla de insectívoros, frugívoros y murciélagos vampiro. Para poner esto en perspectiva, se estima que en Estados Unidos y Canadá combinados hay 40 clases de especies.

“Cuando dices que has estado trabajando en una sola área durante cinco años y parece que has dado grandes pasos, la comunidad exterior empieza a ver que el trabajo que estás haciendo es significante, que es de naturaleza científica”, afirma Artavia. “Barra Honda tiene cuevas con miles de murciélagos conectados a otros lugares de conservación importantes a lo largo de América Latina. Gracias a la investigación que estamos haciendo aquí, las cuevas también serán destacadas como un lugar importante. Esto abre la puerta a Barra Honda, a Projects Abroad y a los voluntarios”, continúa.

Como dispersores de semillas primarios, los murciélagos desempeñan un enorme papel en la reforestación. De este modo, el conocimiento de sus hábitos y poblaciones nos aporta las herramientas necesarias para la protección de bosques y vida silvestre que habita en ellos. Siendo mamíferos aéreos, los murciélagos son capaces de cubrir grandes territorios. Y es así que las investigaciones a lo largo de fronteras internacionales, tales como el Conteo Navideño Mesoamericano, son vitales no solo para la conservación de murciélagos, sino para los ecosistemas que mantienen.

 

Volver a Noticias