You are from: United States, Go to our American website. Close
       Llámanos: 912901428 | info@projects-abroad.es

Noemi Herrero Morant - Derechos Humanos en Jamaica

Grupo de Voluntarios en Jamaica

Jamaica suena como un destino muy lejano, como un país desconocido y prácticamente como un nuevo mundo. Aun así no le di muchas vueltas, necesitaba una desconexión total de mi vida y cuanto más lejos mejor. No es mi primera vez viajando sola al extranjero y me sentía cómoda al respecto dado que sabía que puede ser tuviera algún percance que otro pero que al final como todos los viajes al extranjero acaban formando una parte esencial de tu vida y de tu ser.

He de decir que puede ser la elección más complicada fue elegir destino, para mí, Camboya, Ghana y Sud-África eran países que también tenía en mente para realizar el proyecto, dado que una cosa tenia clara y era que quería hacer un voluntariado relacionado con Derecho y todos estos destinos me ofrecían proyectos de derecho o de derechos humanos. La verdad que supongo que mi elección se basó en mi sueño de pequeña de viajar al Caribe, esas playas idílicas, la música, la comida, el ritmo, la gente… Vamos, un sueño, pensaba que mi viaje al Caribe seria en otras circunstancias, con más edad, con mi vida ya más o menos encarrilada y que sería un destino de paz y tranquilidad. Doy gracias que la final no fuera así y que en verdad fuera como voluntaria.

Antes de la salida la verdad es que no tuve mucho tiempo para pensar, los exámenes finales se encargaron de que no pudiera dedicarle un minuto de mi tiempo, es más la maleta la preparé unas horas antes de partir, dado que tuve mi último final unas horas antes de mi vuelo. En ciertos momentos libres sí que busque información sobre Jamaica y leí todas las guías que Projects Abroad me puso al alcance, además que Projects Abroad siempre trata de estar en contacto contigo. Así aunque no tuviera tiempo de prepararme al menos podía hacerme una idea y aferrarme a una ilusión para poder acabar el año de estudios.

Mis expectativas sobre el proyecto no eran muy altas, la verdad, pensaba que mi ayuda no haría diferencia y que realmente solo podría ayudar en ciertas cosas sin relevancia, pero aun así estaba contenta, porque aunque realmente solo puedas prestar una ayuda nimia, siempre es mejor que nada. Me sorprendió cuánto me equivocaba y descubrir que mi tarea sí iba a tener una repercusión en la gente.

En primer lugar mis coordinadoras eran encantadoras, eran atentas, abiertas a nuevas ideas, trabajadoras y responsables. Fueron las que me guiaron en todo momento, dándome al mismo tiempo la libertad para moldear mi proyecto a mi parecer.

El proyecto de derechos humanos en Jamaica se basa en hacer búsquedas sobre abuso y derecho de menores, violencia doméstica, tráfico de personas, entre otros, tanto a nivel internacional como a nivel del país. Una vez tienes la información, estadísticas y demás, tratas de plasmar esta información en posters, presentaciones y folletos que luego utilizas en tus exposiciones en diferentes colegios, guarderías, campamentos o centros sociales.

A primera vista puede parecer simple y que parezca que te sientas que estás haciendo una presentación aburrida, fácil y que no vas a repercutir en las personas, pero mi experiencia me ha enseñado que existe un impacto real: los más pequeños atienden y esas explicaciones, aunque parezcan muy simples, les están marcando. Con los adultos es una experiencia totalmente diferente, sienten mucha curiosidad y para ellos a su misma vez es un intercambio de culturas, explicándoles tu propio punto de vista es enriquecedor para ellos, pero cuando te cuentan sus experiencias es enriquecedor para uno mismo.

Para mí el proyecto fue maravilloso, siento que realmente tuvo un impacto en las vidas de las personas y un impacto en mi propia vida difícil de explicar.

En cuanto a mi familia, solo cabe decir que gané unos terceros abuelos. Me tocó una pareja realmente encantadora, que me abrió las puertas de su casa, y que me trataron como a una más. Dado que soy vegana pensaba que iba a encontrar muchos problemas al respecto pero mi familia se adaptó increíblemente, y me ofrecieron muchísima variedad de comida, que estaba sinceramente deliciosa. Compartí miles de momentos con ellos, oyendo sus historias, cocinando, viendo la televisión juntos o charlando.

Voluntaria dando presentación en Derechos Humanos con niños en Jamaica

La comunidad de Mandeville es totalmente diferente a otras comunidades de Jamaica, es una comunidad en medio de Jamaica, es una ciudad totalmente caribeña que mezcla una ciudad urbana con aires rurales dado que se encuentra entre montañas. El clima es mucho más calmado que en las costas de Jamaica que es un clima abrasante, la gente es enternecedora, muy directa y transparente. Al principio puede parecer difícil adaptarse dado que continuamente estas llamando la atención por ser diferente, pero la gente en verdad se muestra curiosidad por conocerte y si eres suficientemente abierto puedes llegar a conocer a gente muy interesante.

Tuve la gran suerte de poder viajar todos los fines de semana y explorar Jamaica y sus diversas comunidades.

Mi primer fin de semana fue en Ocho Rios o Ochie como le llaman los Jamaicanos. Allí puedes explorar diferentes paraísos como “The blue hole”, o distintas cascadas, además de poder nadar con delfines y hacer otras actividades.

Mi tercera semana fue en Montego Bay que es una de las ciudades mas importantes en Jamaica después de Kingston. Allí tuve la oportunidad de ir a un festival internacional de Reggae y Dance Hall llamado “Sum fest” que fue una experiencia inolvidable.

Finalmente, mi último fin de semana fui a Negril, un destino más que necesario si viajas a Jamaica, las arenas blancas y aguas cristalinas a lo largo de 7 millas me cautivaron el corazón, tuve la suerte que fuera durante la fiesta de emancipación Jamaicana (1 de Agosto) y pude atender a muchas de sus fiestas populares.

Aun así me hubiera gustado poder descubrir nuevos sitios en Jamaica como Port Antonio, Morant Bay, Kingston o Blue Mountains. Pero me los guardo para cuando vuelva a tierras Jamaicanas.

Mi experiencia con otros voluntarios no es diferente a todas mis otras experiencias. He ganado muchísimas amistades en Jamaica, todos los voluntarios son gente muy abierta, con muchísimos viajes a su espalda, y con ganas de compartir momentos increíbles en sitios tan paradisiacos como Jamaica.

Particularmente mi relación con los voluntarios fue extraordinaria, compartí habitación con una voluntaria que se ha convertido en una parte esencial del viaje y con la que tuve un vínculo muy importante al momento de conocernos, además también establecimos muy buena relación con otras voluntarias con los que compartimos momentos inolvidables con las que voy a estar en contacto el resto de mi vida.

Mi experiencia fue única y muy valiosa para mí. Va a tener un sitio muy especial en mi memoria y se ha convertido en parte de mí misma. Toda esta experiencia supone entrar en contacto con algo totalmente desconocido, un nuevo sitio, un nuevo entorno, nuevas personas, que en conjunto, si te dejas llevar lo suficiente te llega a cambiar la vida. Experiencias así te enriquecen como persona y es algo que vas a poder tener contigo durante toda tu vida.

Noemi Herrero Morant

Volver al menú de las Anécdotas de los Voluntarios