You are from: United States, Go to our American website. Close
       Llámanos: 912901428 | info@projects-abroad.es

Flavia Tuya y Eduardo Monteliú - Cuidados Generales en Tanzania

Preparaciones y pensamientos antes de tu salida

Las preparaciones fueron más que nada en el tema de vacunación. El resto fue solamente el "prepararse" para dar lo mejor de nosotros, el máximo de los cariños, llevar la mente abierta y preparada para adaptarnos a un país totalmente distinto.

Los pensamientos son otro punto bien distinto. Los meses anteriores a nuestro viaje fueron intensos, excitantes.. y lentos porque parecía que el tiempo no pasaba y no llegaba el día. Qué podríamos hacer, a qué jugar, qué llevarnos, cómo reaccionarían los niños, cómo sería la familia de acogida,...

Yo, particularmente tenía un miedo a que "esta experiencia me decepcionase en mis expectativas" ya que la ilusión, ganas e interés era desbordante.

Experiencias durante tu proyecto y opinión sobre el proyecto

Voluntario de Projects Abroad en Tanzania

Las experiencias han sido múltiples, tanto en la convivencia con la familia, con la población tanzana y con el staff del orfanato. Todas ellas excepcionales y muy gratificantes.

Otra cosa bien distinta era el proyecto en sí. Digamos que la inexperiencia nuestra con niños y el periodo de adaptación nos hizo que los primeros días nos sintiésemos un poco perdidos.

Todo eso cambió en el momento que vimos bien lo que había, lo que sería bueno para los niños y cómo podríamos ayudarlos y hacerles su día a día un poco más feliz. Y no hablo de lo material, que también es necesario, hablo de juegos, baños, etc. La experiencia ha sido excepcional, gratificante e irrepetible... pero corta porque si hubiésemos podido nos habríamos quedado dos meses más.

Nos habría gustado echar más horas, hacer otras actividades con los niños, llevárnoslos a alguna excursión… todo eso estamos convencidos que si hubiésemos estado esos dos meses más lo habríamos hecho y habríamos dejado nuestra impronta allí.

Esto tiene su contrapartida en lo mal que lo pasas en el momento de venirte. Para personas como nosotras cercanas y cariñosas que llegan a querer a los niños como si fuesen suyos. La vuelta es criminal. Entiendo de todas formas que eso se debe también a que somos un matrimonio de 38 y 41 años, trabajadores y con otras perspectivas distintas al resto de voluntarios que eran muchísimo más jóvenes.

Experiencias y opinión sobre la familia con la que vivías y la gente de la comunidad local

Genial, magnífica, sin pegas. Se echan en falta aquellas cosas o detalles que para nosotros son esenciales en nuestro día a día como puede ser por ejemplo el abrir un grifo y que salga agua… pero sabes qué, te acostumbras, adaptas y aprendes a valorar todo lo que en tu vida cotidiana tienes y no le echas cuenta.

Aquello es África y todo va a un ritmo distinto, no tendrán nuestros avances, no tendrán bienes que para nosotros son irrenunciables pero tienen cosas que aquí cada vez se echan más en falta: respeto, educación, compañerismo, ayuda al prójimo…

Sinceramente el ver como se vuelcan en que te sientas a gusto, como te agradecen que tú, un "mzungo", vayas a su país a ayudar, a utilizar tu tiempo de ocio en estar allí, etc no tiene precio.

Y por último decir que Zhara es un encanto de mujer y el resto de su familia también, acogedora, servicial y divertida. Para nosotros han sido nuestra familia.

Experiencias con los otros voluntarios

Voluntaria de Projects Abroad en Tanzania

En nuestro caso esta experiencia casi se resumió a la convivencia con los voluntarios con los que compartíamos vivienda. Fue muy buena y divertida, nuestras diferencias de edad, de experiencias y de "objetivos" de viaje hizo de dicha interacción algo muy gratificante. La media de edad era de 18-22 años y nosotros 38-41 eso lo hacía diferente pero divertido.

Es necesario mencionar que Projects consigue que nadie se sienta solo allí, que puedas contactar con otros voluntarios con el móvil que te facilitan al llegar, te tienen informado de todo y para la gente joven eso es fundamental porque les ayuda a crear grupos con los que hacer actividades del tipo safari, cenas, etc.

Pequeña reflexión final

¿Qué he aprendido? A valorar mucho más lo que tenemos y lo que no tenemos, lo que quiero hacer en un futuro y lo que no, lo que es realmente importante y lo que no, que con poco también se puede ser feliz… qué narices, ¡se es incluso más feliz! Te ayuda a afianzar tus valores sobre el respeto, la humildad y la convivencia entre otros.

Siempre que viajas al extranjero aprendes, para nosotros este era nuestro vigésimo viaje internacional pero sin duda el más diferente y a la postre el mejor de todos.

La perspectiva global es la de una experiencia inolvidable, irrepetible y gratificante en un continente como es el africano que te envuelve y te marca de por vida.

Ojalá el año próximo podamos repetir aunque sabemos que ya nada será igual, la primera vez es la que marca.

Si quieres vivir una experiencia como la de Flavia Tuya y Eduardo Monteliú, haz clic aquí para saber más acerca de este proyecto.

Flavia Tuya y Eduardo Monteliú

Volver al menú de las Anécdotas de los Voluntarios